Carlos Llamas In memoriam

octubre 4, 2007

llamas.jpg

No sé si es una broma pesada o, por el contrario, hay que admitir que el irónico destino nos va doctorando a todos, haciéndonos peritos en pérdidas. En cualquier caso, hoy; entre la inmensa tristeza, la memoria hace su particular retrospectiva y se aferra a los recuerdos: tu voz peculiar en medio de la hora de las brujas atravesando la noche con esa libertad y pedagogía con la que hacías radio; tu ironía, tu grata compañía con la que poder informarse de la actualidad acaecida; tu somera reflexión y tu manera exquisita de hacer periodismo.

No va a ser fácil acostumbrarse a esta ausencia tuya, infinita e irreversible con la que me he –nos hemos- despertado esta mañana. No va a ser fácil que, en medio de este griterío de terroristas del lenguaje y mercenarios de la crispación, nos falte tu forma de hacer ante los micrófonos.

Descansa en paz, Carlos, donde quiera que te encuentres.
También en: Jaime Oliver, Iván López, César Calderón,